viernes, 19 de mayo de 2017

El entrenamiento cognitivo modifica la corteza cerebral

pUBLICADO EN 'BRAIN STRUCTURE AND FUNCTION'

El entrenamiento cognitivo modifica la corteza cerebral

2036
JANO.es · 25 abril 2017 12:48
El cerebro cambia físicamente en respuesta a un programa de entrenamiento cognitivo, según concluye un estudio que describe, asimismo, cómo los individuos con menor capacidad son los más beneficiados.
  • La comparativa reveló los cambios estructurales en el cerebro. / UAM
Un estudio coordinado desde la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), en la que participaron científicos de la Universidad Complutense, la Universidad Pompeu Fabra, el Montreal Neurological Institute, Canadá, y la Universidad de California, en Estados Unidos, analiza las consecuencias psicológicas y biológicas del entrenamiento cognitivo adaptado.
A partir de un entrenamiento diseñado para estimular procesos cognitivos necesarios para la memoria a corto plazo, los científicos observaron cambios contingentes en la estructura física del cerebro. Concretamente, registraron un aumento significativo en el área de superficie y el grosor de la corteza cerebral en determinadas regiones de los lóbulos frontales y temporales.
De acuerdo con el estudio, que se publica en Brain Structure and Function, las regiones donde apreciaron dichos cambios apoyan procesos psicológicos necesarios para completar satisfactoriamente el entrenamiento: memoria a corto plazo y resistencia a la interferencia e inhibición.
Además, los investigadores comprobaron que los individuos de menor capacidad cognitiva se benefician en mayor grado del entrenamiento, pues sus cerebros respondieron con mayor intensidad. Por el contrario, los cerebros de los individuos de mayor capacidad cognitiva respondieron débilmente al entrenamiento.
Según los autores, estos resultados subrayan la necesidad de conocer los recursos cognitivos del individuo para ayudar al diseño de entrenamientos adaptados a sus características personales. “Un entrenamiento estándar puede fracasar porque existe un desajuste con las características del individuo que lo completa”, aseguran.
Roberto Colom, del departamento de Psicología Biológica y de la Salud de la UAM, afirma que, “aunque los resultados de esta investigación se han obtenido con jóvenes sanos, las aplicaciones para individuos cognitivamente comprometidos son evidentes”.
“Por ejemplo —agrega el investigador—, la pérdida de grosor cortical que se produce espontáneamente con la edad podría atenuarse mediante programas de entrenamiento cognitivo personalizados. También, determinados síntomas asociados a trastornos como la esquizofrenia, podrían mejoran con el entrenamiento de la memoria a corto plazo”.
Entrenamiento individualizado
La muestra de esta investigación, un grupo de jóvenes sanas, completó una exhaustiva batería de doce pruebas psicológicas antes y después del entrenamiento cognitivo. El entrenamiento supuso doce semanas de intenso trabajo supervisado individualmente. Se observaron mejoras sustanciales en los niveles de dificultad que se iban superando sesión a sesión.
También se obtuvieron registros de resonancia magnética estructural y funcional en esos dos momentos, es decir, antes y después de entrenar. Las imágenes de los cerebros de las participantes se dividieron en una serie de regiones genéticamente significativas para calcular, seguidamente, los cambios de quienes entrenaron y quienes sirvieron de control. La comparativa reveló los cambios estructurales en el cerebro señalados anteriormente.
“Las críticas que se han generalizado recientemente sobre la falta de efectividad de los programas de entrenamiento cognitivo no deben aplicarse sin más a la investigación básica. La denuncia de una parte de la comunidad científica se ha concentrado en programas comerciales que proclaman, sin basarse en hechos constatados, poder mejorar la inteligencia o prevenir los trastornos degenerativos”, señala Colom. “Es de subrayar que los programas deben ser personalizados, adaptados al individuo, si se pretende que sean eficientes”, agrega.

martes, 16 de mayo de 2017

EL EMPODERAMIENTO EN SALUD MENTAL


En este escrito vamos a tratar el tema del empoderamiento en salud mental y vamos a centrarnos en el empoderamiento del usuario/a y del cuidador/a en la salud mental
En el contexto de salud mental, la palabra empoderamiento se refiere al grado de elección, influencia y control que los usuarios de los servicios de salud mental pueden ejercer en los acontecimientos  que se producen en sus vidas. La clave del empoderamiento es la eliminación de los impedimentos formales e informales, así como la transformación de las relaciones de poder entre individuos, comunidades, servicios y gobiernos.
En el pasado, las personas con problemas de salud mental no han tenido voz. Ni ellas ni sus familias participaban en  la toma de decisiones cuando acudían a los servicios  de salud mental, y continúan estando en riesgo de exclusión social y discriminación en todas las facetas de la vida.
Está demostrado que la falta de influencia y control puede conducir a resultados  negativos para la salud. Por el contrario la habilidad para ejercer control e influencia, puede actuar como un factor protector  en situación de riesgo de enfermedad, incluso  existiendo un nivel de estrés elevado. Hay pruebas  en diferentes campos que sugieren  que empoderar no es sólo un conjunto de valores, sino que también produce resultados positivos, como son: aumento del bienestar emocional, independencia, motivación para participar y mayores estrategias efectivas para sobrellevar la enfermedad.
Por eso, mejorar el empoderamiento de los usuarios de los servicios de salud mental produce beneficios tangibles en el aspecto biológico, psicológico y social lo que incluye aumento de la autoestima, un mayor sentido de conexión con los grupos sociales locales y una implicación significativa en la sociedad.
El proceso de empoderamiento exige actuar en varios niveles: social/estructural, provisión de servicios y desarrollo profesional, comunitario e individual.
Teniendo en cuenta las consideraciones arriba expuestas, la actuación para empoderar al usuario y al cuidador debe cubrir los siguientes aspectos y en  los cinco niveles mencionados. La protección de los derechos humanos de los usuarios de servicios y lucha contra el estigma y la discriminación. Garantizar unos cuidados de alta calidad y la responsabilidad de los servicios. El acceso a la información y a los recursos. La inclusión en la toma de decisiones. Y disponer de capacidad de organización en el ámbito local para reclamar ante las instituciones y las estructuras gubernamentales.
Taller de periodismo del CRIS


martes, 2 de mayo de 2017

El voluntariado en Salud Mental España


Informe 2016.
Portada Voluntariado Salud Mental Espana 2016
Este  reúne información y análisis de los datos de las acciones de  llevadas a cabo en el programa de promoción y formación del , financiado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, y en el que han participado 34 asociaciones pertenecientes a la Confederación. Gracias a la participación de 221 voluntarios, a lo largo del documento se describen las característas del perfil del voluntario/a que participa en el movimiento asociativo , las actividades que desarrollan, la satisfacción de los mismos, y también propuestas de mejora para el desarrollo de las actividades. Además se incluyen testimonios reales de voluntarios que desempeñan dicha función en las asociaciones de la red.

Radio Nacional de España. Mi gramo de locura

Mi gramo de locura es el altavoz de las personas que sufren malestar síquico. ¿Enfermos mentales? Tal vez, pero ante todo ciudadanos con derecho a manifestar sus miedos, esperanzas y necesidades. La Radio pública cede este espacio a las 296 asociaciones agrupadas en la CONFEDERACIÓN DE SALUD MENTAL, integradas por familias que buscan un futuro mejor para los suyos.

Dos usuarios del CRIS, Vicente y MªJosé han hablado para RNE contando su experiencia en la representación teatral "No al estigma".


http://www.rtve.es/alacarta/audios/mi-gramo-de-locura/gramo-locura-vicente-no-estigma-27-04-17/3996689/

http://www.rtve.es/alacarta/audios/mi-gramo-de-locura/gramo-locura-mari-jose-protagonista-no-estigma-teatro-desde-ontinyen-13-04-17/3978845/

viernes, 28 de abril de 2017

DROGAS Y ENFERMEDADES MENTALES

El consumo de drogas está asociado al despertar de algunas enfermedades mentales,  aunque no todo el mundo que consume drogas desarrolla la enfermedad, sí que es cierto que en las personas con vulnerabilidad alta a padecer esquizofrenia, el consumo puede desencadenar la enfermedad.
Está demostrado que el consumo de drogas aumenta las posibilidades de padecer esquizofrenia y hacen que los síntomas aparezcan antes y sean más severos. La edad de aparición está entre los 15 y los 25 años. Entre los pacientes esquizofrénicos el consumo de drogas es mayor en los hombres que en las mujeres, aunque actualmente hay un aumento significativo entre éstas. Un dato sorprendente es que entre los consumidores de cannabis el riesgo de padecer esquizofrenia es seis veces mayor que entre los no consumidores. La cocaína es la droga que más ingresos hospitalarios provoca, con rasgos muy parecidos a la psicosis delirante: alucinaciones visuales, auditivas o táctiles, cree que le ven o le persiguen, tiene ideas delirantes...
Las drogas (incluido el alcohol) son un factor de riesgo y un desencadenante. Su consumo está directamente relacionado con el riesgo de recaída. Hoy, seis de cada diez drogodependientes atendidos en la red de toxicomanías españolas padecen además, un trastorno mental. Sufren una enfermedad que los especialistas han dado en llamar, patología dual (personas que sufren una adicción y una enfermedad mental) y la mayoría de los pacientes que la sufren no están diagnosticados.
Las consecuencias que el cannabis, el alcohol y la cocaína traen consigo en plena adolescencia es dañar el cerebro y el comportamiento humano, lo que derivará en un futuro no lejano en una enfermedad mental grave, como la esquizofrenia, un trastorno bipolar o una tendencia creciente al suicidio.
Los síntomas de los trastornos causados por las drogas se pueden encontrar en cambios en el comportamiento como anteriormente ya hemos dicho, como por ejemplo disminución en la asistencia y rendimiento en la escuela, meterse en problemas con frecuencia (peleas, accidentes, actividades ilegales), usar sustancias en situaciones que representan un peligro físico (mientras conduce u opera una máquina), actuar a escondidas o de manera sospechosa, manifestar cambios en el apetito o los patrones de sueño, exhibir cambios sin explicación en la personalidad o la actitud, demostrar cambios en el estado de ánimo (irritabilidad o estallidos de ira), pasar por períodos inusuales de hiperactividad, agitación o aturdimiento, no tener motivación, mostrarse temeroso, ansioso o paranoico sin razón alguna. También se pueden encontrar en los cambios físicos, como ojos inyectados de sangre y pupilas de tamaño anormal, pérdida o incremento de peso repentinos, deterioro del aspecto físico, olores inusuales en el aliento, el cuerpo o la ropa, temblores, habla inarticulada o coordinación atrofiada. Y en los cambios sociales, como por ejemplo cambio repentino de amigos, lugares favoritos de reunión y pasatiempos, problemas legales vinculados con el uso de sustancias, necesidad de dinero sin explicar o problemas financieros, uso de sustancias incluso a pesar de que generan problemas en las relaciones.

Para finalizar nos gustaría que las personas que en estos estén consumiendo o lo quieran hacer reflexionen sobre lo que acaban de leer, ya que es nuestra propia experiencia.

Taller de periodismo del CRIS



jueves, 27 de abril de 2017

Fallece Vicente Rubio, productor audiovisual y miembro del Comité Pro Salud Mental en Primera Persona


Vinculado a la asociación alicantina AFEPVI, Vicente Rubio formó parte activa del movimiento asociativo de personas con problemas de salud mental y familiares y en 2009 pasó a formar parte del, por aquel entonces, Comité de Personas con Enfermedad Mental (actual ) como representante de Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA. Rubio participó también como representante de esta organización en el Comité Técnico de la Estrategia Nacional en Salud Mental del Sistema Nacional de Salud e intervino en numerosas jornadas para compartir su experiencia de recuperación y convivencia con los problemas de salud mental.
Activista por los derechos, la inclusión laboral y social de las personas con trastorno mental y firme defensor del modelo comunitario de atención a la salud mental, Vicente Rubio apostó por el desarrollo de acciones enfocadas a la lucha contra el estigma y la visibilización de la salud mental.
Vicente Rubio fue también presidente y director creativo de la asociación cultural sin ánimo de lucro UNO FILMS Producciones Audiovisuales y entre sus próximos proyectos se encontraba el  “Soy como tú”, producción con la que pretendía “dar a conocer, sacar a la luz, experiencias positivas de recuperación de las personas que viven con el peso en sus espaldas de algún tipo de problema de salud mental”.
Documentales como “Solo” e “Integrados” o el cortometraje “Imaginarium” le valieron un enorme reconocimiento como cineasta. Rubio, además, llevó a cabo producciones audiovisuales para eventos y espectáculos de diversa índole.
Desde la consternación que ha producido esta noticia en la Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA, esta organización y todas las personas que de ella forman parte trasladan su más sentido pésame a su familia, amigos, amigas y seres queridos. Vicente Rubio siempre será recordado por su compromiso, su encomiable capacidad para generar esperanza y su calidad humana. Y es que, para Vicente Rubio, “muchas veces un simple abrazo es lo que te ayuda a entrar en el reequilibrio y volver a la realidad”.